Este curso “inter-áreas” busca superar la condición marginal que las consideraciones ambientales tienen dentro de las lógicas hegemónicas del proyecto arquitectónico, incorporando la dimensión energética desde la génesis de su diseño. En este caso particular, reflexionamos sobre cómo los fenómenos energéticos pueden incorporarse en un edificio multi-programático que combina viviendas permanentes y transitorias con áreas de salud, educación, trabajo y ocio, buscando potenciar o minimizar sus efectos en el ambiente construido.

Enmarcado en las preocupaciones socio-ambientales, el ejercicio enfatizó en la dimensión ambiental del territorio y el paisaje, desarrollando propuestas proyectuales para el sistema lacustre costero. El curso se convirtió así en una oportunidad para explorar cuáles son las condiciones y herramientas del proyecto y la gestión territorial que inciden o promueven distintas relaciones entre los sistemas naturales y artificiales.

De la mano de la interdisciplina, los trabajos profundizan en distintas temáticas desarrollando propuestas innovadoras basadas en nuevas conceptualizaciones provenientes fundamentalmente de las lógicas de la estructura y el funcionamiento ecológico de los sistemas naturales/artificiales, aportandonos nuevas formas de mirar, interpretar y proyectar el territorio y el paisaje.